Testimonio: parte 2. El aislamiento y la salida


Pasé la primera noche con la angustia de la incertidumbre. Una sensación que acabó conviviendo conmigo durante las tres semanas de mi aislamiento. Piensas que vas a salir de esta. Piensas que a lo mejor no sales.

Sentimientos contradictorios y, sobre todo, preocupación no tanto por mi como por mi familia. Y la seguridad absoluta de que había que hacer absolutamente todo lo que estuviera en mi mano para intentar superarlo.

La proteína se convirtió en mi plato favorito, a todas horas. Y nunca mejor dicho, porque el apetito desapareció pero iba picando poco a poco lo que sobraba de cada ingesta. Me obligaba a comerla. La gelatina fue uno de mis postres y desayunos habituales.

Todos los días fregaba mis platos y bandeja antes de dejarlos en la entrada de mi habitación. Y todos los días limpiaba a fondo toda la habitación y cuanto utilizaba. Si aún no había contagiado, no sería ahora cuando lo hiciera.

A veces me faltaban las fuerzas y la limpieza tenía que hacerla por fases entre las que debía intercalar momentos de descanso. Pero la completaba.

El ordenador, ek móvil y este blog, fueron una tabla de salvación. Diariamente leía las cartas que enviaban, las seleccionaba y compartía en un horario irregular que se movía con el desarrollo de la propia enfermedad, porque el cansancio infinito que me tuvo en la cama casi tres días seguidos no impidió que me desconectara.

Todos los dias recibía la llamada del médico, a días alternos me llamaban mi médico de cabecera y el médico de salud laboral, ya que me reconocieron el proceso como accidente laboral.

Eran los únicos contactos que tenía los profesionales sanitarios y su llamada me permitía consultar mis dudas y conocer su valoración sobre mi evolución. Nu ca les estaré lo suficientemente agradecida por la tranquilidad que me transmitieron en cada llamada.

A la semana de mi aislamiento, y cuando ya los síntomas habían empezado a remitir, me desperté a media noche porque me faltaba el aire. Fiebre normal, saturación de oxígeno baja… vuelve la angustia.

Hay que esperar. Sabes que estás sola. Carece de sentido llamar a la persona que está contigo. Llamar al médico tampoco es la solución, y mucho menos a urgencias. Esperar y controlar. No hay más opción.

Por la mañana, poco a poco, todo empezó a volver a la “normalidad”. Una normalidad que se fue prolongando hasta el fin del aislamiento.

Mi cumpleaños llegó durante el aislamiento y es uno de los más entrañables que tendré porque toda mi familia se empeñó en estar conmigo aunque fuera en la distancia: llamadas grupales, videos, fotos y hasta una tarta con vela para recordarme que NO ESTABA SOLA.

Cuando a las tres semanas, y después de 7 días sin síntomas me repitieron la PCR, sólo rezaba porque fuera negativa.

La llamada llegó ese mismo día a las 20h. NEGATIVA.

Al día siguiente me llamó mi médico de cabecera y pedí el alta. Empecé a trabajar al día siguiente.

Estar sola y aislada te ayuda a conocer a los que te acompañan por el camino.

Aquellos a los que de verdad importas te llaman casi a diario. Te distraen con su cháchara bien planificada y te dan el cariño que precisas aún en la distancia. Guardan su preocupación para sí mismos y sólo piensan en ti.

Después están los otros, los que toman tu enfermedad con absoluta indiferencia, con un desprecio absoluto por tu estado y casi con dudas de que realmente estés pasando por esto. Estos no merecen más comentario que la absoluta certeza de que no significan nada en tu vida ni en tu historia. Seres despreciables que se nutren de tu energía. Parásitos de las relaciones humanas.

Y la familia. La que sufre contigo y vive cada momento con una angustia superior a la tuya. Aquí están mis hijos y mi marido, que se convirtió en un cuidador excepcional que ponía una nota de amor en cada gesto diario. A él tengo que agradecer todo el ánimo que me insuflo y su constante preocupación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Blog1957

Blog1957

Letrologias- PoemiandoAndo

Aqui danzan las palabras, inspiradas en una sola verdad poética buscando sentido a la existencia...de cada uno, pues fuimos creados con un propósito predicho.

__MI AMOR ENCAJA__

Atravesando el duelo perinatal por la muerte de nuestro hijo

The other side to the knowns

Write what you feel, coz it doesn't make you fear

Unlocking The Hidden Me

Tranquil notions, melange of sterile musings & a pinch of salt

ore de drum

impresii de călătorie, artă, cultură, spiritualitate, gastronomie, vinuri

UNA COJA COJONUDA

AVENTURAS Y DESVENTURAS DE MI PASO POR LA VIDA

El blog de Abuc

El blog de tu agencia de viajes

Siempre un viaje

"Si quieres viajar, lee, si lo quieres escribir, viaja"

A %d blogueros les gusta esto: