DJ A LAS OCHO


«Pinchar A Las Ocho», había dejado una nota en el frigo. ¿Cómo iba a imaginar que me quitarían tan pronto esta ilusión?

Todo comenzó con eso del estado de alarma.  Por las tardes, sacaba a la terraza mis bafles de muchos vatios, me ponía los tapones y miraba, de soslayo, si se había asomado la vecina; esa que me negaba el azúcar, la sal y otros ingredientes que, como single descuidado, dejaban hueco vacío en mis armarios.

El primer día, me regaló una mirada de odio a la vez que se llevaba las manos a sus orejas. El segundo, creo que me gritó algo porque no pude oírla. El tercero, ya no se asomó.

La semana pasada, el ministro explicó eso de las franjas horarias y fue como poner un palo en las ruedas de mi felicidad. Ella aprovechaba para enfundarse en sus mallas y salir, justo a las ocho, a runear.

Ayer, sudorosa y agotada, me pidió poder saltar de mi balcón al suyo porque había olvidado las llaves. Salté yo y, al pasar junto a su frigo, vi una nota: «LLAVES VECINO».

Son las ocho. Me he puesto el chándal y las playeras y estoy vigilando por la mirilla.

Espero os haya gustado.

Me llamo Santiago, tengo 64, os escribo desde Valladolid.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Kelly's Quest

In search of spirituality

Freeikigai

Knowledge.Passion.Idea.

Elena Memba

En el final surgió el principio

LUCES Y SOMBRAS

SOLO ENTIENDE MI LOCURA QUIEN COMPARTE MI PASIÓN

Superduque

Mi patria es todo el mundo.

LA BANCARROTA DEL CIRCO

Según tengo el día. Lo que quiero y a veces no puedo.

Solo tu lo sabes

Relatos eróticos para mujeres y hombres.

Noches, Pesadillas y Cuentos

Cuentos Lívidos Y Fantásticos.

Emilio Salvi

Escritor, militante, artesano

A %d blogueros les gusta esto: