Nos adaptamos


Hola. 
Me llamo María. Te escribo desde casa, sé que tú estás ahí en el hospital dándolo todo, verás cómo sin darte cuenta vuelves a casa y a tu vida con los que te quieren. Nos ha pillado a todos por sorpresa esto y no sabemos bien cómo hacer las cosas ahora. Tú tienes que acostumbrarte a ser paciente (en todos sus sentidos); los demás también, tenemos que ser pacientes porque no sabemos cuándo vamos a poder salir de casa, cuándo podremos trabajar como lo hacíamos hasta ahora, cuándo podremos visitar a nuestros familiares que están lejos, cuándo podremos celebrar los cumpleaños… No sabemos cómo, pero saldremos de esta, mientras, ahí estamos, desarrollando la paciencia.

image.png

 Si lo pensamos, hemos salido de otras, nunca de algo así, porque no habíamos vivido algo parecido, pero yo he salido de situaciones malas. Y al hacerlo, me he sorprendido. Si echas la vista atrás, verás que has logrado superar dificultades en otras ocasiones, ¿a que sí? Pues esta, ¡otra más! Mi madre dice que la vida es como las rosas, que son muy bonitas y huelen muy bien, pero también tienen sus espinas… Si la cogemos con cuidado, las espinas no nos pincharán, y si nos pinchamos, ahí tenemos a quien nos cure. ¿A que has tenido a un montón de personas a tu alrededor cuidándote y sanándote en todos los aspectos desde que llegaste al hospital? Por favor, dales las gracias de mi parte por todo lo que están haciendo, porque lo hacen sin distinción, podría ser yo quien estuviese ahí y me estarían cuidando igual de bien, por eso quiero darles las gracias a través de ti. Gracias, gracias, gracias. 
Tenemos unos vecinos que tienen una niña, la pobre está muy solita, pero se comunica a través de la pared de su terraza con los niños de los vecinos que tiene al lado. Se tiran la pelota de un lado al otro, comparten juguetes de la misma forma, hablan con la pared entre medias. Ahora casi todos nos comunicamos así, mira, tú y yo ahora, hablando a través del papel, sin poder vernos ni tocarnos… También estarás en contacto con tus familiares y con tus amigos a través de la pantalla del móvil. Estamos superando barreras para seguir en contacto. Y lo seguiremos haciendo, nada nos va a impedir jugar con los demás, sentirlos cerca aunque estén lejos, ni querernos. Seremos creativos y encontraremos más maneras de relacionarnos hasta que podamos hacerlo como siempre. Decía Darwin que las especies que sobreviven no son las más fuertes, sino las que mejor se adaptan. Nosotros somos fuertes y además nos adaptamos, ¡nada podrá con nosotros! 😉 
Bueno, por hoy no sé qué más contarte. Espero que tus dolores y tu malestar vayan desapareciendo, recuerda ser paciente en todos los sentidos, confía, estás en muy buenas manos (recuerda darles las gracias, ¿vale?). Mantén la esperanza y sé fuerte. 
Un abrazo. Te quiero, eres una persona maravillosa, te necesitamos, eres gente importante. 
María 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Leonor Sánchez

Sitio web oficial

Banter Republic

It's just banter

Letras & Poesía: Literatura Independiente

Colectivo de poetas y escritores de España y Latinoamérica

El vuelo de la lechuza

Filosofía, literatura, humanidades. Revista cultural de referencia

FILOSOFIA DEL RECONOCIMIENTO

DISQUISICIONES DESDE EL ABISMO

El sitio de las rimas

Un lugar para la poesía...

El espacio de Chus

Un blog de rebote

El sitio tranquilo

Pequeños relatos, pequeñeces.

Perkins Designs

Perkins Designs

A %d blogueros les gusta esto: