Desde Bilbao


Hola, ¿Cómo estás? ¿Cómo te encuentras?
Lo primero, me presento.
Me llamo Almudena, tengo 31 años y soy médico radiólogo en Bilbao.
Te escribo porque me gustaría, si pudiera, alegrarte cinco minutos de tu día.
Sé que estas pasando por un momento difícil, probablemente te sientas solo. ¡Cómo no vas a sentirte así con la que nos cae encima!
Pero quiero contarte una cosa. Esto es temporal, ¿Sabes? Pasará. Y dentro de no mucho.
Creo que tenemos que darle la vuelta a las cosas, dentro de los límites que podamos. Todo depende del cristal con el que se mire, como siempre me han dicho mis padres.
Tenemos suerte porque, como te he dicho, acabaremos controlando este maldito Coronavirus, SIN NINGUNA DUDA.
Vivimos en un país desarrollado, con una sanidad pública maravillosa. No todo el mundo tiene esa magnífica suerte. Estás y estamos en las mejores manos. Admiro profundamente a mis compañeros que están al pie del cañón, doblando turnos, trabajando a destajo, son héroes de nuestra sociedad.
Dentro de unos meses podrás recordar esta etapa como un periodo más; duro, eso sí.
Debemos aprender también que la vida tiene momentos malos, horribles; al igual que
maravillosos. ¡Y por supuesto rutinarios!
Entender que no podemos controlarlo todo, pero, a la vez, saber que una mala época tendrá su fin, debe aportarnos algo de serenidad y paz interior.
Yo también estoy asustada. Mi marido y yo estamos esperando nuestro primer hijo ¡Parece una niña! Y además tengo a mis padres un poco pachuchos en casa, porque han sido considerados casos de probable coronavirus.
Así que tengo mis ratos de miedo al contagio, en el trabajo, miedo por mis padres y también tengo estrés y un poco de ansiedad.
Pero tú y yo, todos, debemos racionalizar las cosas, interiorizar que pasará, escuchar música, reírnos y pensar que ¡YA QUEDA MENOS!¡PODEMOS CON ESTO!¡ERES FUERTE!
Con los años, y a pesar de que soy joven, creo que es importante en la vida aprender de todas las experiencias que hemos tenido. Y las malas también son un papel fundamental. No soporto aquellas personas que pasan por la vida de puntillas, sin aparentes caídas y entre flores. La vida no es así, y quien se quede en esa simple superficialidad, demuestra una pobreza interior enorme.
Espero que te animes. ¡Tacha los días que nos quedan! Tanto mis compañeros como yo
hacemos lo que podemos por ayudar, por hacer nuestro trabajo como médicos. No hay nada más gratificante.
Un abrazo fuerte, enorme, lleno de cariño.
Almudena

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Kelly's Quest

In search of spirituality

Freeikigai

Knowledge.Passion.Idea.

Elena Memba

En el final surgió el principio

LUCES Y SOMBRAS

SOLO ENTIENDE MI LOCURA QUIEN COMPARTE MI PASIÓN

Superduque

Mi patria es todo el mundo.

LA BANCARROTA DEL CIRCO

Según tengo el día. Lo que quiero y a veces no puedo.

Solo tu lo sabes

Relatos eróticos para mujeres y hombres.

Noches, Pesadillas y Cuentos

Cuentos Lívidos Y Fantásticos.

Emilio Salvi

Escritor, militante, artesano

A %d blogueros les gusta esto: