Os voy a contar un cuento


LA HISTORIA DE  ZIMPY 

🐛

ZIMPY movía 7 patas, una detrás de otra , casi sin pensar. Si acaso una tropezaba equivocada, la otra ya se encargaba de refunfuñar, y  si por ello  perdían la marcha,las  recordaba siempre q sin excusa ni pretexto, había q caminar, caminar y caminar.ZIMPY conocía bien la potencia de sus patas aunque obviamente desconocía lo que cada una tenía a mal o bien con la otra, pues a pesar de su inevitable unión de nacimiento , se apoderaba de ellas de cuando en cuando la necesidad de pelear por  cual empezaba primero a acelerar o a frenar, por lo que a menudo debía sanarlas de las heridas q entre ellas mismas se interponían con alguna q otra zancadilla .Sabía tb de sus rencillas por ser inquietas unas,  cansadas otras, arqueadas, pesadas, flacas o hinchadas aunque nunca conseguía organizar un plan para coordinar fructíferamente tanta pata. Pero una mañana de domingo ZIMPY despertó mareado, apenas conseguía despejar, sin haber hecho nada extraordinario q  su pequeña cabecita recordase, se sentía  tan flojo, tan incapaz, q apenas podia señalar con claridad el camino matinal y desde luego ordenar un plan para organizarse. ! Q desastre! ,? que pata seguiría a quien?. Ese domingo, casualmente, debían realizar el viaje más largo del año pues al otro lado de  la ladera más sinuosa del bosque les esperaba las delicias de los colores primaverales y sus ricos sabores. ZIMPY agonizaba por momentos, mientras entre pensares, desconfiaba de sus variopintas patas, y no era de extrañar, pues en más de una ocasión le habían tirado pendiente abajo. Nunca pensó , sin embargo, q  además de su pelea constante x resultar la pata más valiosa , entre ellas, y cuando el peligro detectaban, el cansancio acechaba y la necesidad apremiaba, eran tan auxiliadoras,  tan protectoras,  q ni el mayor de los invertertebrados podía  con ellas. Podrían ser retorcidas, sí, tal vez hasta venenosas, pero puestas a defender, podían ser las mejores guardianas de lo suyo.Sujetaban a ZIMPY, lo sabían, pero además todo aquello q lograban recorrer cada día las había mantenido unidas durante tanto tiempo q no imaginaban una sin otra para andar la vida. Y se pusieron a ello. No hacía falta q ZIMPY se  explicase, sabían q era el momento de aunar. Y cada una y todas a una cogieron sus  zapatos, esos  q tanto detestaban y poco ponian porque las oprimia, porque apenas las dejaba ensanchar a sabiendas de que solo así avanzarian con el paso más rápido. Ya está! Todas calzadas, a avanzar!! Y entonces
Cambiaron…  Acaso una tropezaba equivocada, la otra ya se encargaba de reiniciar la marcha sin protestar, pues habían acordado no enfadarse ni tan siquiera criticar, frenarian  solo si alguna necesitara  suspirar para empujar más fuerte. Creyeron q solo asi   lograrían  sanar a CYMPY y por ende a ellas mismas, pues con los aires nuevos del otro lado  recuperarían. Así q sería más tolerable parar solo para tomar aire y refrigerar la musculatura, pues apremiaba llegar sino descansadas, sí en paz. Las  cien patas de ZIMPY cargaron su peso, , pasaron tormentas, mojaron sus zapatos,! hasta tuvieron ampollas! pero solo en su obligado descanso, allá sobre el atardecer de las 8, entre murmullos y ansiados deseos, se descalzaban para mirar si la pata de Alante o tal vez la contigua o la opuesta necesitaban más refrigerio. Tardaron, es cierto, pero la fuerza del deseo y el arrecio las hicieron más potentes, más resistentes, quizá no tan abigarradas aunque si  mas  reflexivas del camino, el fin y el medio.  ZIMPY curo despacio  su endeble cuerpo  en aquel merecido oasis de júbilo y movimiento, sin  olvidar jamás, q a pesar de sus pasadas  caminatas sin sentido y desconcierto, sus   dispares patas SINTIERON lo mismo a la vez en aquel momento, esa triste mañana de domingo.. Y aquello salvo su vida, solo AQUELLO.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Kelly's Quest

In search of spirituality

Freeikigai

Knowledge.Passion.Idea.

Elena Memba

En el final surgió el principio

LUCES Y SOMBRAS

SOLO ENTIENDE MI LOCURA QUIEN COMPARTE MI PASIÓN

Superduque

Mi patria es todo el mundo.

LA BANCARROTA DEL CIRCO

Según tengo el día. Lo que quiero y a veces no puedo.

Solo tu lo sabes

Relatos eróticos para mujeres y hombres.

Noches, Pesadillas y Cuentos

Cuentos Lívidos Y Fantásticos.

Emilio Salvi

Escritor, militante, artesano

A %d blogueros les gusta esto: