Para todo el servicio de enfermería


Como estás? Te llevaría un café si pudiera con algo de comer por si tienes unos minutos para reponer fuerzas.
Veo que se te va a enfriar y te faltan manos pero no te tiembla el pulso ni cuando estás agotada. Veo tus ojos que me miran fijamente de manera tranquilizadora aunque tu corazón esté a mil por hora.
Tu mascarilla cubre parte de tu rostro con una pequeña tela que intenta protegerte pero sé que lo haces por mi, por el resto que dependemos de ti. Siempre he admirado tu trabajo para mi algo vocacional. Estás cerca de mi, de mis heridas, de mis dolores todo el día. Tú sabes que casi siempre tenemos miedo al dolor que nos hace vulnerables por eso te muestras cercana, me preguntas mi nombre y tratas de abrazarme con tus palabras intentando engañar a mis miedos.
Ya veo que no puedes parar a tomar ese café que tanto te mereces.
Se que vas a seguir cuidándome y no te quieres distraer así que yo solo puedo darte las gracias. Todos te damos las gracias por tu trabajo y en especial tu esfuerzo estos días tan complicados en los que nos das lecciones de vida.

Jania2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Kelly's Quest

In search of spirituality

Freeikigai

Knowledge.Passion.Idea.

Elena Memba

En el final surgió el principio

LUCES Y SOMBRAS

SOLO ENTIENDE MI LOCURA QUIEN COMPARTE MI PASIÓN

Superduque

Mi patria es todo el mundo.

LA BANCARROTA DEL CIRCO

Según tengo el día. Lo que quiero y a veces no puedo.

Solo tu lo sabes

Relatos eróticos para mujeres y hombres.

Noches, Pesadillas y Cuentos

Cuentos Lívidos Y Fantásticos.

Emilio Salvi

Escritor, militante, artesano

A %d blogueros les gusta esto: