Estoy deseando leer tu carta


> Querido amigo o amiga,
>
> Me llamo Noelia, vivo en Madrid aunque vine de León tras el amor con el cual he formado una familia de tres niños: Alejandro (10), Alvaro (8) y Noelia (5).
>
> La epidemia de gripe A me pilló en 2009 embarazada… morían embarazadas y allí estaba yo… de 7 meses, llorando muerta de miedo.
>
> Pero pasó. Y en muy poco tiempo se olvidó, y me olvidé. La vida siguió y hasta ahora no lo había vuelto recordar.
>
> En primer lugar decirte que no estás solo o sola. Cada uno de mis pensamientos está contigo. Mi mayor deseo es tu recuperación. Por ti y por la esperanza de todos. Con tu fortaleza matarás nuestro miedo. Te necesitamos a ti más que tú a nosotros.
>
> A la vuelta de la esquina tenemos el verano, las terrazas y los refrescos con amigos mientras recordaremos esto, con risas y anécdotas. Ya no serán los partos, o la mili… será como “vencí yo al Coronavirus” y te responderán “pues dices tú de Coronavirus… yo estaba en…” Y llenaremos de historias las terrazas. Y sentirás el respeto y la admiración de la gente ante tu fortaleza y se asombrarán de que puedas contarlo con una sonrisa. Porque tú, que luchas por ti y por todos, sonreirás y tendrás una gran historia en un momento que hizo historia. Esto te hará fuerte en todos los sentidos. No serás la misma persona, eso seguro. Serás una persona increíble que además habrá visto la solidaridad de la gente y cómo todos nos unimos contra esto.
> Yo estoy hoy aquí a tu lado, y te cojo de la mano y te imagino dentro de poco contándole a un amigo o amiga que te escribieron una carta (bonita espero) en la que me sentí cerca de ti e incluso sentí tus fuerzas que son las que yo necesito.
>
> Somos muchos los que tenemos miedo estando sanos. Cuando te recuperes, por favor, inicia tú una campaña de publicación de cartas de recuperados que se dirijan a nosotros contándonos su experiencia y aliviando nuestro temor. Ya estoy deseando leer la tuya.
>
> Pronto estarás con tus amigos o amigas de verdad. No te olvides de esta “amiga invisible” que se coló en tu habitación y que ya jamás podrá dejar de preguntarse en qué terraza estarás contando tu historia.
>
> Te mando un fuerte abrazo, muy fuerte, en estos momentos en los que es lo que más nos falta. Cierra los ojos y siéntelo. Y siente los abrazos de la gente que te ama aunque no puedan estar presentes. Pronto podrán ser reales y más pronto aún, olvidarás que esto ha ocurrido. O lo recordarás incluso de otra forma. De una forma maravillosa que te hará continuar con tu vida, de forma feliz y despreocupada.
>
> Te lo deseo de corazón
>
> Recupérate rápido porque pronto hay que cambiar la hora, y si no te vas quedar ahí una hora más.
>
> Noelia (41 años, pero aparento menos, fijo) jajajaja
> Muchos besos 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Kelly's Quest

In search of spirituality

Freeikigai

Knowledge.Passion.Idea.

Elena Memba

En el final surgió el principio

LUCES Y SOMBRAS

SOLO ENTIENDE MI LOCURA QUIEN COMPARTE MI PASIÓN

Superduque

Mi patria es todo el mundo.

LA BANCARROTA DEL CIRCO

Según tengo el día. Lo que quiero y a veces no puedo.

Solo tu lo sabes

Relatos eróticos para mujeres y hombres.

Noches, Pesadillas y Cuentos

Cuentos Lívidos Y Fantásticos.

Emilio Salvi

Escritor, militante, artesano

A %d blogueros les gusta esto: